Perder peso si eres atleta

Los atletas se encuentran en muchas ocasiones bajo una gran presión, no solo por la necesidad de estar alcanzando objetivos deportivos y cumplir con absorbentes rutinas de trabajo, sino también porque, en muchos deportes, se exige mantenerse en un peso determinado.

Por ejemplo, hablamos de deportes como la danza, la gimnasia rítmica, el buceo o el patinaje artístico. Esto a menudo hace que los atletas para perder peso de manera poco sana (saltarse comidas, usando pastillas para adelgazar o laxantes o vómitos). Una dieta poco saludable puede conducir a malos hábitos alimenticios o trastornos de la alimentación (anorexia o bulimia). Además, una dieta poco saludable y el ejercicio intenso también pueden afectar los ciclos menstruales y a la salud de los huesos en las mujeres, así como al crecimiento y el desarrollo de los atletas jóvenes.

Hábitos saludables para perder peso fácilmente

Antes de nada, tómate el tiempo suficiente para perder el peso necesario. Perder demasiado peso demasiado rápido puede afectar a tu rendimiento y causar problemas de salud. También puede provocar la pérdida de músculo junto con la grasa. El mejor momento para tratar de bajar de peso es durante la temporada baja o en el inicio de la temporada, antes de una competición. El entrenamiento de resistencia puede limitar la pérdida de músculo mientras se pierde grasa. Pregúntale a tu dietista o médico para que te ayude a elegir objetivo para perder peso de forma adecuada para tu estatura, edad y nivel de actividad.

Lo adecuado es comer una variedad de alimentos saludables que sean bajos en calorías. No te saltes las comidas. La grasa es importante, ya que proporciona energía y vitaminas. Necesitas que entre el 21% y el 36% de tus calorías diarias totales provengan de la grasa. Por ejemplo, un hombre que necesita alrededor de 2.900 calorías por día necesitaría 726 calorías de grasa cada día. Hay grasas saludables y grasas no saludables en los alimentos. Pregúntale a tu médico para conocer más información sobre los diferentes tipos de grasa.

Los carbohidratos son la principal fuente de energía que nuestro cuerpo utiliza durante el ejercicio. La cantidad que vas a necesitar dependerá de tus necesidades calóricas diarias y el deporte que practiques. También depende de si eres hombre o mujer. Los atletas necesitan de 6,1 a 10,1 gramos de hidratos de carbono por cada kilogramo de peso corporal.

La proteína ayuda a construir y reparar los músculos, producir hormonas, estimular su sistema inmune, y reemplazar las células sanguíneas. Podemos satisfacer nuestras necesidades de proteínas siguiendo un plan de alimentación equilibrado que contenga carne, ave, huevo, leche, queso, etc.

Para reducir peso podemos comer porciones más pequeñas, reducir el consumo de líquidos y alimentos que son altos en azúcar y grasa. Lo más apropiado es plantearse un objetivo con cierto tiempo y poner las medidas más adecuadas para lograrlo. Siempre hay que contar con la ayuda de un profesional.